Olympus E-M5 MarkII – Increíblemente buena

Una buena alternativa a las reflex de espejo. Me ha sorprendido gratamente todas las posibilidades q tiene. Si bien le he restado una estrella por la complicacion del menú. Que si bien es parcialmente intuitivo no es tan rapido ni tan intuitivo como la nikon 7100. Pero estoy muy contenta por el pequeño tamaño y la ligereza de la misma. Aprendiendo un poquito cada día.

Antes de poder opinar nada de este producto me he tenido que empapar muuuucho de este tipo de cámaras ya que siempre he utilizado digitales compactas, pasando por canon, sony, olympus y, actualmente una panasonic lumix (con la que he hecho las fotos de esta om-d). Así también, nunca había usado un objetivo manual, así que me he tenido que hacer un cursillo rápido con unos amigos que sí entienden de este tipo de dispositivos. Aunque no es tan grande como las réflex de siempre sí pesa como éstas, sobre todo con el objetivo. Es un dispositivo indicado para los que ya están introducidos en este mundo de la fotografía. Vamos a ver, también pueden y podemos utilizarlo los “amateurs” pero nos costará un tiempo de adaptación, tanto por el peso como por el uso del objetivo, acostumbrados al dial de acercar y alejar de las digitales compactas. Mención aparte merece el estabilizador de imagen de 5 ejes, que tal y como me he estado empapando se ha convertido en una seña de identidad de esta gama de evil de olympus siendo lo más interesante el gran rendimiento que ofrece la cámara a la hora de estabilizar vídeos a pulso. Es una cámara pequeña comparada con las réflex, a mitad de camino entre éstas y las digitales compactas. Una vez hecho el “cursillo” con estos amigos puedo indicar que la cámara es un “bicharraco” con una potencia y posibilidades descomunales. Y esto solo con el objetivo que lleva.

De lo mejorcito ahora mismo. Después de haberla testeado durante un mes y haber leído sobre otras marcas, pienso que es una de las mejores micro 4/3 del mercado, diseñada tanto para el usuario principiante como para el pro, pasando por los que estamos en algún lugar entre esos dos puntos. Es una camara que ofrece un resultado y unas opciones que no me han decepcionado e imagino que no lo hará con nadie que la compre. Aunque la veo una camara bastante pro para usuarios avanzados, los modos automáticos de disparo y diferentes tipos de escenas permitirán, que el usuario novel, pueda usarla desde el mismo primer al sacando fotos completamente geniales, pero que al mismo tiempo, si quiere aprender’ ya os digo yo que veo mucho potencial de crecimiento para el usuario de esta camara’ porque la verdad, tiene funciones y controles para aburrir (en un mes no me ha dado tiempo a verlo y experimentarlo todo) si somos pro, tendremos que familiarizarnos con los menús y opciones, pero si somos principiantes o ya más avanzados’ es una camara que si le dedicamos tiempo’ vamos a crecer un montón junto con ella, seguro que no nos va a decepcionar. Haciendo un paréntesis’ no sé cómo ha podido meter olympus tantas características en un cuerpo tan pequeño. Y esto hace que piense en el tamaño: yo vengo de una nikon d5200, y he notado bastante diferencia de tamaño, pero bueno sobre el tamaño, lo podéis ver en el video que he puesto en la reseña. A parte de las características técnicas (explicadas perfectamente en el anuncio, y de maravilla en la web de olympus) os voy a contar, lo que en mi caso pienso que marca la diferencia a la hora de decantarse por esta camara. Prologo – esta es una cuestión que entiendo que es de gustos por eso no lo cuento como punto a favor: para unos lo será y para otros no: es el tamaño: no es lo mismo irnos una tarde a hacer fotos por nuestra ciudad o cuando estamos de vacaciones cargados con una full frame (por tamaño y peso) o incluso con una aps-c con un buen objetivo, que ir a pasear con nuestra pareja y llevarnos esta camara y sin llamar la atención debido a su tamaño, hacer nuestras fotos con resultados espectaculares. Puntos que me ayudarían a decantarme por esta camara.

amazones